Impuesto de Actividades Económicas (IAE) – Qué es y epígrafes

Tanto los trabajadores por cuenta propia como las sociedades mercantiles deben consignar su actividad económica en la Agencia Tributaria, en este artículo vamos a ver qué es el IAE y qué repercusiones tiene en los trabajadores autónomos.

A efectos censales, tanto los trabajadores por cuenta propia como las sociedades mercantiles deben consignar su actividad económica en la Agencia Tributaria, y esto se lleva a cabo mediante la presentación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Vamos a ver qué es el IAE y qué repercusiones tiene en los trabajadores autónomos.

Qué es el IAE

El Impuesto de Actividades Económicas es el tributo mediante el que la AEAT grava todas las actividades empresariales y profesionales, con independencia de su sector o de su margen de beneficio.

Como dijimos en la introducción, este impuesto tiene fundamentalmente efectos censales sobre la actividad económica: es necesario que el autónomo o la empresa se den de alta en algún epígrafe del IAE en el momento de su constitución (mediante los modelos 036 y 037 de Hacienda), pudiendo darse de baja, modificar en el futuro los datos del alta o añadir nuevos epígrafes si fuera necesario.

Qué son los epígrafes del IAE

Dichos epígrafes consisten simplemente en una relación de códigos que engloban las distintas actividades: existe un código del impuesto de actividades económicas para cada profesión o actividad empresarial diferente.

Así, en el momento del alta, la empresa o el autónomo consignaría el epígrafe que más se ajustase a la naturaleza de su actividad; si se abordasen actividades nuevas, sería necesario tramitar el alta en el IAE de dichas actividades.

Ten bajo control todas tus facturas con el software de facturación más completo del mercado.

Presentación del IAE

El IAE está vinculado al domicilio fiscal de la empresa o el autónomo; por consiguiente, la presentación se realizaría en la delegación territorial de Hacienda correspondiente a la región donde esté registrada la actividad económica.

No obstante, y como viene siendo habitual en la AEAT, el IAE se puede presentar de forma telemática con los mencionados modelos 036 y 037; también con el modelo 840 de altas, variaciones y bajas, y con el modelo 848, de comunicación del importe neto de la cifra de negocio (presentado por sociedades mercantiles con beneficios superiores a 1 000 000 de euros)

Cómo afecta el IAE a los autónomos

Las deducciones fiscales

La importancia de estar censado en uno u otro epígrafe del IAE radica, sobre todo, en que cada actividad tiene reconocidos unos gastos fiscalmente deducibles, los cuales habrá que tener en cuenta en las subsiguientes declaraciones de IVA e IRPF.

La Agencia Tributaria nos podría sancionar si tratamos de declarar como deducible algún gasto no afecto a nuestra actividad económica (según el criterio de Hacienda).

El pago del IAE

Por otro lado, el hecho de que se denomine impuesto o tributo no quiere decir necesariamente que haya que pagar por él; por definición, todas las personas físicas están exentas de pagar el IAE por lo que, si eres autónomo, no tendrás que abonar nada en este concepto.

Además, en términos generales, los dos primeros años del ejercicio de la actividad económica también están exentos de pago; una vez superado este umbral, la ley solo obliga a pagar por el IAE si los ingresos declarados en el penúltimo ejercicio previo al devengo del impuesto superasen el millón de euros.

El IAE es la forma que tiene Hacienda de mantener un censo de todas las actividades económicas que se ejercen en territorio español; los autónomos no tienen por qué pagar nada por el IAE, pero deberán tener en cuenta qué gastos pueden deducirse fiscalmente en función de cuál sea el epígrafe (o epígrafes) de su actividad.

Alberto Abad

CFO. Ingeniero de telecomunicaciones al que le encanta la contabilidad y fiscalidad. Lidera el desarrollo del programa de facturación líder que hace la vida más fácil a miles de autónomos y pymes.

Perfil de Linkedin

Últimos artículos

Mejores programas SAT

Las empresas que ofrecen servicio de atención técnica necesitan una solución ágil y eficiente que acelere y mejore la calidad del servicio que ofrecen. Utilizar ... Leer

Los 4 Mejores Programas ERP para constructoras y gestión de obras

Con un ERP para construcción o reformas se puede gestionar este tipo de negocio de forma óptima consiguiendo una mayor rentabilidad y que la empresa sea mucho más productiva y competitiva.

Tipos de ERP: ¿Cuál encaja más en tu empresa?

En este post explicamos los diferentes tipos de ERP que existen en el mercado según distintas categorías. Es todo lo que necesitas saber antes de elegir un programa de gestión para tu negocio.

¿Qué es un ERP?: Definición, tipos, ventajas e inconvenientes

Un programa o software ERP es aquel programa o conjunto de ellos que se encargan de las operaciones internas más importantes de una empresa. Descubre más en el siguiente artículo.

This site is registered on wpml.org as a development site.