IVA Intracomunitario: ¿Qué es y cómo se aplica?

El IVA intracomunitario hace referencia a las normas mediante las que se repercute el impuesto sobre el valor añadido en las transacciones comerciales entre empresas de países miembros de la Unión Europea.

La mayoría de los bienes y servicios que se comercializan conllevan necesariamente la repercusión de impuestos al consumo; cuando tales transacciones tienen lugar entre entidades pertenecientes a distintos países de la Unión Europea, estamos ante el escenario del IVA intracomunitario. Vamos a analizar los pormenores de este conjunto normativo, destinado a simplificar este tipo de operaciones.

 

Qué es el IVA intracomunitario

 

El IVA intracomunitario hace referencia a las normas mediante las que se repercute el impuesto sobre el valor añadido en las transacciones comerciales donde los intervinientes pertenecen a distintos países miembros de la UE.

Esta clase de impuesto tiene distintas denominaciones y tipos en cada país, pero lo que tiene en común en todos los territorios es que es un tributo ineludible, que grava prácticamente todos los productos y los servicios que son comercializados.

A la luz de las distintas regulaciones existentes en torno al gravamen sobre el valor añadido de bienes y servicios en los países miembros de la UE, y dentro del marco de convergencia europeo, la UE resolvió crear una normativa unificada, con el propósito de facilitar las transacciones comerciales entre los estados miembros.

En un contexto más amplio, el IVA intracomunitario es un tipo de IVA transfronterizo, aplicable concretamente al comercio entre países de la UE, y no de otros territorios ajenos a la Unión.

Quizás también te interese leer: ¿Qué es el VAT y cómo obtenerlo?

 

Cómo se aplica el IVA intracomunitario

 

Dado que el IVA intracomunitario se aplica en operaciones comerciales entre entidades pertenecientes a países miembros de la UE, cuando se vaya a emitir una factura en concepto de los bienes o los servicios comercializados, ésta ha de regirse por el mencionado conjunto normativo teniendo en cuenta los siguientes casos.

  • Operación de productos o de servicios.
  • Transacción de compra o de venta.
  • Categoría del comprador: particular, empresa o profesional independiente.

 

1. Venta de bienes a particulares

 

Cuando la transacción tiene como destinatario a una persona física residente en un país distinto de la UE, el vendedor tendrá que aplicar en la factura el impuesto correspondiente al país de residencia del comprador.

Para poder realizar dichas operaciones, el vendedor deberá estar dado de alta como operador en el país donde desee comercializar sus bienes o servicios: cada territorio establece su propio límite anual de transacciones para requerir a los vendedores constar en este registro.

 

2. Venta de bienes a empresas o profesionales independientes

 

Cuando el destinatario de la venta sea una empresa o un autónomo, el vendedor tendrá también que aplicar el impuesto que aplique en el país donde se produzca la venta, salvo que éste se haya dado de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios), en cuyo caso la factura emitida no contendrá impuesto alguno sobre los productos o servicios comercializados.

Quizás también te interese leer: ¿Qué es un erp?

 

3. Venta de servicios a particulares

 

En general, las facturas correspondientes a la venta de servicios a consumidores particulares deberán incluir el impuesto aplicable al país de residencia del vendedor; la excepción la encontramos en los servicios de radiodifusión, telecomunicaciones, electrónicos y de televisión, los cuales tendrán que ser facturados con el impuesto correspondiente al país de residencia del comprador.

 

4. Venta de servicios a empresas o profesionales independientes

 

En estos casos, todas las facturas que se emitan por estos conceptos no llevan IVA de ningún tipo, ni ningún impuesto análogo de ningún otro territorio: el comprador liquidará el IVA con la hacienda pública posteriormente, mediante el procedimiento de inversión del sujeto pasivo.

 

5. Compra de bienes y servicios

 

Analizando la casuística desde el punto de vista del comprador, y asumiendo que éste es una empresa o un profesional independiente, liquidará el IVA análogamente a como lo hubiera hecho si la venta la hubiera realizado él mismo en su país de origen, es decir, mediante la inversión del sujeto pasivo.

La existencia de la normativa sobre el IVA intracomunitario pretende ser una forma de simplificar y facilitar las operaciones comerciales dentro de la UE, una medida destinada a promover el comercio intracomunitario mediante el alivio de las cargas impositivas que se derivan de los impuestos sobre el consumo. Si quieres tener bajo control todos tus impuestos y facturas bajo un software de calidad, prueba gratuitamente el programa de facturación de STEL.

Alberto Abad

CFO. Ingeniero de telecomunicaciones al que le encanta la contabilidad y fiscalidad. Lidera el desarrollo del programa de facturación líder que hace la vida más fácil a miles de autónomos y pymes.

Perfil de Linkedin

Últimos artículos

Mejores programas SAT

Las empresas que ofrecen servicio de atención técnica necesitan una solución ágil y eficiente que acelere y mejore la calidad del servicio que ofrecen. Utilizar ... Leer

Los 4 Mejores Programas ERP para constructoras y gestión de obras

Con un ERP para construcción o reformas se puede gestionar este tipo de negocio de forma óptima consiguiendo una mayor rentabilidad y que la empresa sea mucho más productiva y competitiva.

Tipos de ERP: ¿Cuál encaja más en tu empresa?

En este post explicamos los diferentes tipos de ERP que existen en el mercado según distintas categorías. Es todo lo que necesitas saber antes de elegir un programa de gestión para tu negocio.

¿Qué es un ERP?: Definición, tipos, ventajas e inconvenientes

Un programa o software ERP es aquel programa o conjunto de ellos que se encargan de las operaciones internas más importantes de una empresa. Descubre más en el siguiente artículo.

This site is registered on wpml.org as a development site.