Todo sobre el MRO y la gestión de compras de materiales

En su acepción original, MRO es Maintenance, Repair and Overhaul (Mantenimiento, Reparación y Revisión), y debe su origen al ámbito de la industria aeronáutica y aeroespacial. En este artículo tratamos su relación directa con los servicios de mantenimiento o asistencia técnica.

El concepto MRO, aunque nació en un campo de especialización distinto al industrial, se postula como una estrategia de gestión de materiales sumamente interesante para las empresas. Vamos a ver qué es y en qué medida beneficia a las empresas dedicadas a la actividad industrial.

¿Qué es MRO?

En su acepción original, MRO es Maintenance, Repair and Overhaul (Mantenimiento, Reparación y Revisión), y debe su origen al ámbito de la industria aeronáutica y aeroespacial. El Ministerio de Defensa de Estados Unidos desarrolló este concepto para los activos de sus fuerzas aéreas, y el concepto se extrapola a otros ámbitos.

En un sentido más amplio, el significado de MRO es Mantenimiento, Reparación y Operaciones: comprende las acciones, materiales y mano de obra que se necesitan para que toda la maquinaria se mantenga en funcionamiento.

Por consiguiente no hay tarea, suministro o personal que quede excluido en la gestión MRO, la cual abarca una planificación total de cara a que la producción continúe adelante.

Para que la gestión MRO sea eficaz, será necesario invertir un esfuerzo significativo para elaborar la lista de materiales necesarios. Algunos ejemplos de materiales incluidos en la gestión MRO son:

  • Recambios. Piezas de repuesto de todos los equipos e instalaciones, como bombas, válvulas o correas.
  • Herramientas. Equipamiento necesario para abordar reparaciones programadas o eventuales.
  • Consumibles. Materiales que sufren desgaste y cuyo reemplazo es necesario, como papel, baterías, lubricantes o materiales de protección.
  • Elementos de seguridad. Productos cuya misión es servir de apoyo activo y prevención de situaciones imprevistas, como extintores o detectores.

¿Cuáles son los beneficios del MRO?

  1. Reducción de los costes operativos, ya que se conocen de antemano los productos que se necesitan para cada actuación.
  2. Reducción de los tiempos de respuesta, gracias a una mejora en la eficiencia de la gestión de las existencias y del almacén.
  3. Aumento de la productividad, ya que las paradas de los activos por labores de mantenimiento comprenderán intervalos de tiempo más cortos.

En última instancia, son los clientes quienes más se benefician de este tipo de gestión: la empresa que adopte esta estrategia será capaz de dar un valor añadido a su propuesta de negocio.

¿Necesitas mejorar tu servicio de mantenimiento de maquinaria para clientes o en tu propia empresa? Utiliza el software para SAT mejor valorado de España.

¿Qué es la gestión de materiales MRO?

La extrapolación de las premisas de MRO suele tener como destino el entorno de la disciplina conocida como Procurement (compras y aprovisionamiento). La denominación con la que se conoce comúnmente a esta variante es gestión de materiales MRO o gestión de existencias MRO.

Para aterrizar la idea de MRO a este campo, es preciso realizar una distinción entre los distintos tipos de costes de producción. Como se puede deducir fácilmente, ambos son igualmente necesarios:

  • Directos: adquisiciones destinadas a la propia cadena de suministro (mercaderías).
  • Indirectos: adquisiciones necesarias para la cadena de producción, pero no son comercializables (herramientas o piezas de recambio).

MRO pone el foco sobre los costes indirectos: los de esas piezas que, a pesar de no formar parte del producto final, son indispensables para mantener la maquinaria en funcionamiento y que la producción alcance los objetivos previstos.

Por lo tanto, los costes indirectos de producción constituyen el ámbito de aplicación de la gestión de materiales MRO, ya que estos garantizan la disponibilidad de los activos. Y sin activos, no hay producción.

Esta gestión de materiales dedicados al mantenimiento de los activos se divide principalmente en cuatro grandes conjuntos de tareas:

  1. Infraestructura. Comprende las tareas de mantenimiento y reparación de elementos de climatización, cubiertas, puertas, ventanas, sistema de iluminación y sistemas de eliminación de residuos.
  2. Maquinaria. Incluye labores de mantenimiento preventivo y predictivo de los equipos industriales, así como el mantenimiento correctivo de otros sistemas (mecánicos, electrónicos y electromecánicos).
  3. Manipulación y transporte de materiales. Abarca todo el equipamiento destinado a mover las materias primas ente el muelle de descarga, las líneas de producción y el almacén.
  4. Consumibles y herramientas. Comprende tanto materiales que se van desgastando como instrumentación adicional: materiales de limpieza, instrumentos de corte, pinzas, adhesivos…

¿Vale la pena la gestión de materiales MRO?

Una gestión MRO es interesante en tanto en cuanto pone en valor los costes indirectos, los cuales suelen permanecer ocultos a simple vista, ya que no se les suele prestar toda la atención que debiera.

El motivo es que sus precios son aparentemente insignificantes con respecto a la totalidad de los activos y las mercaderías que mueve la empresa, y se da por sentado que su coste se «diluirá» en el precio del producto final … aunque no siempre esta dilución tendrá el leve impacto previsto.

Cuando se toma el control sobre estos gastos, la empresa previene sobrecostes inesperados, especialmente cuando varios departamentos independientes están involucrados en el aprovisionamiento de materiales: todos los gastos se reflejan y suman en un repositorio común.

Esto permite a la empresa optimizar sus tareas de almacenamiento de inventario y gestión de existencias, ya que ponderará una información de la que, de otro modo, no se podría disponer.

Seguir una estrategia MRO para la gestión de los materiales no solo asegura que haya suministros suficientes para todos los procesos complementarios a la propia producción, sino que permite a la empresa anticiparse a situaciones imprevistas, a mejorar su rentabilidad y a tomar mejores decisiones de negocio.

Francisco Vidal

Soporte. MBA y especialista en la resolución de problemas diarios de miles de autónomos y pymes de servicios de asistencia técnica.

Perfil de Linkedin

Últimos artículos

Mejores programas SAT

Las empresas que ofrecen servicio de atención técnica necesitan una solución ágil y eficiente que acelere y mejore la calidad del servicio que ofrecen. Utilizar ... Leer

Los 4 Mejores Programas ERP para constructoras y gestión de obras

Con un ERP para construcción o reformas se puede gestionar este tipo de negocio de forma óptima consiguiendo una mayor rentabilidad y que la empresa sea mucho más productiva y competitiva.

Tipos de ERP: ¿Cuál encaja más en tu empresa?

En este post explicamos los diferentes tipos de ERP que existen en el mercado según distintas categorías. Es todo lo que necesitas saber antes de elegir un programa de gestión para tu negocio.

¿Qué es un ERP?: Definición, tipos, ventajas e inconvenientes

Un programa o software ERP es aquel programa o conjunto de ellos que se encargan de las operaciones internas más importantes de una empresa. Descubre más en el siguiente artículo.

This site is registered on wpml.org as a development site.