Tipos de mantenimiento

Explicamos las diferencias entre los tipos de mantenimiento que puedes aplicar en tu empresa y también analizamos las ventajas y desventajas de cada uno.

El departamento de soporte técnico juega un papel fundamental a la hora de preservar el funcionamiento de la maquinaria industrial, ya sea actuando de forma preventiva o cuando surge alguna incidencia. Vamos a establecer una diferenciación entre los tipos de mantenimiento que se pueden aplicar, y a analizar los pros y los contras de cada uno de ellos.

Tipos de mantenimiento industriales

Según la naturaleza de las tareas

Los tipos de mantenimiento se dividen en tres grupos, en función de si las operaciones de soporte se llevan a cabo en el momento de detectar la avería, como parte de un mantenimiento programado, o a partir de los datos de los propios equipos.

  1. Mantenimiento correctivo. Consiste en actuaciones de soporte en el momento en el que se produce un fallo de funcionamiento o una avería en algún equipo. Estas averías o descensos en el rendimiento suelen provocar paradas o retrasos en la producción, y normalmente se requiere de una intervención con cierto carácter de urgencia para solventar la incidencia.
  2. Mantenimiento preventivo. Consiste en trazar un plan de mantenimiento periódico para reducir las probabilidades de que se produzcan averías o descensos del rendimiento de los equipos. Comprende la comprobación de una serie de puntos que el fabricante o el técnico autorizado consideran críticos para garantizar un funcionamiento correcto.
  3. Mantenimiento predictivo. Consiste en la detección temprana de averías o fallos de rendimiento mediante la recopilación de datos procedentes de los equipos. La idea es anticiparse a los fallos y priorizar la atención sobre aquella maquinaria cuyos datos revelen o den a entender posibles errores de funcionamiento o averías.

Según el personal que lo realice

Otra distinción válida para los tipos de mantenimiento es diferenciarlos según la procedencia del personal; es decir, recursos propios de la empresa, o una compañía de SAT subcontratada.

  1. Mantenimiento interno. La empresa que posee los equipos y la línea de producción también dispone de un staff técnico implicado en las labores de mantenimiento. El personal propio de la empresa es quien lleva a cabo el mantenimiento correctivo, preventivo o predictivo, según indicaciones expresas de su Dirección.
  2. Mantenimiento externo. El SAT se subcontrata a una empresa especialista, que interviene según las condiciones pactadas (corrección, prevención o predicción). El motivo de realizar esta subcontratación podría responder a razones legales o, simplemente, porque la empresa considera que no es óptimo mantener personal propio dedicado a estas labores.

Mantenimiento correctivo

¿Qué es el mantenimiento correctivo?

Este tipo de mantenimiento consiste, como adelantamos en la sección anterior, en emprender una serie de actuaciones como respuesta a incidencias de funcionamiento o averías en los equipos.

La empresa encargada del SAT recibe un ticket de soporte cuando un equipo deja de funcionar o presenta anomalías en su rendimiento habitual, y emprende las acciones que considere necesarias para diagnosticar y solventar el problema: desde reparaciones hasta sustituciones.

En este artículo explicamos todo lo que tienes que saber sobre el mantenimiento correctivo

Ventajas

Es un tipo de mantenimiento óptimo para equipos con baja prioridad, de los que la cadena de producción puede prescindir temporalmente sin que todos los procesos tengan que detenerse a la espera de la resolución.

Por lo tanto, es un tipo de mantenimiento más barato que el resto, ya que se paga solo por las incidencias atendidas. Está pensado para situaciones en las que salga más rentable una reparación cuando surja la incidencia que aplicar un plan programado de mantenimiento.

Desventajas

Por el contrario, es muy probable que la empresa que se nutra solo de este tipo de mantenimiento experimente retrasos en la producción, o se exponga a que la cadena se vea parada por completo, si la naturaleza de la avería dilatase el tiempo de intervención.

Adicionalmente, es muy posible que las máquinas que carezcan de mantenimientos preventivos o predictivos presenten fallos prematuros o no tipificados, que dificulten la resolución y encarezcan el proceso de diagnóstico o reparación.

Mantenimiento preventivo

¿Qué es el mantenimiento preventivo?

En contraposición a intervenir cuando surgen los fallos, está el mantenimiento preventivo, un tipo de mantenimiento que se basa, como su propio nombre indica, en tomar acciones preventivas para reducir las probabilidades de que surjan dichas fallas de funcionamiento en los equipos.

Con un plan programado, el SAT evalúa cíclicamente los equipos involucrados en la producción a través de una serie de comprobaciones predeterminadas, previstas para cada equipo y para cada momento del tiempo: inspecciones, lubricación, limpieza…

En este artículo explicamos todo lo que tienes que saber sobre el mantenimiento preventivo

Ventajas

Las ventajas son muy evidentes cuando se trata de equipos críticos, cuyas consecuencias de un mal funcionamiento no sean asumibles para la empresa en términos económicos o meramente operativos. La actuación preventiva reduce los riesgos asociados a las averías de estos equipos.

En paralelo, se consigue aumentar la vida útil del equipo. Mediante una revisión programada de sus puntos clave de funcionamiento, se prolonga el tiempo durante el que el equipo funcionará en buenas condiciones.

Desventajas

Por el contrario, es posible que un mantenimiento preventivo no se esté aplicando con buen criterio. Es el caso de las máquinas con escaso nivel de criticidad, o cuyo coste de reparación correctiva sea relativamente bajo. En este caso, la empresa estará malgastando sus recursos.

Además, es posible que se estén aplicando medidas preventivas cuando no sean necesarias, con recambios y actuaciones redundantes y no totalmente eficaces para garantizar el buen funcionamiento de los equipos.

Mantenimiento predictivo

¿Qué es el mantenimiento predictivo?

El mantenimiento predictivo ha nacido gracias al avance de las tecnologías de big data e IoT (Internet de las Cosas). Consiste en cambiar el paradigma del mantenimiento, y ver a los equipos como dispositivos que emiten señales de diagnóstico, las cuales pueden ser recopiladas y estudiadas para predecir su comportamiento mediante el trazado de patrones.

La supervisión de los equipos se realiza gracias a sus datos reales de rendimiento, no a través de escenarios hipotéticos de funcionamiento. Mediante análisis de vibraciones, medición térmica, calidad del aceite o señales acústicas, es posible saber si un equipo está funcionando como debe, o si está en la antesala de algún fallo futuro.

En este artículo explicamos todo lo que tienes que saber sobre el mantenimiento predictivo

Ventajas

La principal ventaja del mantenimiento predictivo es que proporciona la máxima anticipación posible frente a fallos. En lugar de dar un tratamiento estándar a los equipos en función de su plan programado de mantenimiento, se prioriza la atención sobre aquellos que presenten signos de posibles averías.

Por otro lado, la detección temprana mediante el procesamiento y la interpretación de los datos procedentes de los equipos permite un escenario de mantenimiento más certero, lo que implica un mayor aprovechamiento de los recursos de la empresa destinados al soporte técnico.

Desventajas

No obstante, la gran desventaja del mantenimiento predictivo es su elevado coste de implementación. Es necesario realizar un desembolso inicial bastante significativo para incorporar en los equipos que lo requieran los sistemas de medición y captación de señales, así como en un sistema digital que analice dichos signos y los interprete adecuadamente.

No es un tipo de mantenimiento recomendado para equipos no críticos o parcialmente prescindibles en la cadena de producción. Se recomienda hacer un uso racional del mantenimiento predictivo, y orientarlo solo a los equipos cuya operatividad sea esencial.

Una vez que hemos aprendido más sobre los distintos tipos de mantenimiento que pueden encontrarse en las cadenas de producción, cabe pensar que la solución más lógica es combinarlos según la prioridad real de cada equipo o conjunto funcional. El fin último de todos los mantenimientos es garantizar que el trabajo siga adelante y que la empresa no pierda dinero ni tiempo por culpa de las averías o los fallos de funcionamiento de sus equipos.

Francisco Vidal

Soporte. MBA y especialista en la resolución de problemas diarios de miles de autónomos y pymes de servicios de asistencia técnica.

Perfil de Linkedin

Últimos artículos

Mejores programas SAT

Las empresas que ofrecen servicio de atención técnica necesitan una solución ágil y eficiente que acelere y mejore la calidad del servicio que ofrecen. Utilizar ... Leer

Los 4 Mejores Programas ERP para constructoras y gestión de obras

Con un ERP para construcción o reformas se puede gestionar este tipo de negocio de forma óptima consiguiendo una mayor rentabilidad y que la empresa sea mucho más productiva y competitiva.

Tipos de ERP: ¿Cuál encaja más en tu empresa?

En este post explicamos los diferentes tipos de ERP que existen en el mercado según distintas categorías. Es todo lo que necesitas saber antes de elegir un programa de gestión para tu negocio.

¿Qué es un ERP?: Definición, tipos, ventajas e inconvenientes

Un programa o software ERP es aquel programa o conjunto de ellos que se encargan de las operaciones internas más importantes de una empresa. Descubre más en el siguiente artículo.

This site is registered on wpml.org as a development site.